Final Patagonia, costa Atlántica

Estamos en la recta final de la Patagonia! Recorrimos toda la cordillera de los Andes, la inhóspita RN 40 (ruta sudamericana 66), observamos glaciares activos, conocimos gente fantástica, llegamos hasta el fín del mundo, y ahora subimos por la RN 3, por toda la costa Atlántica, donde albergan colonias de pingüinos, elefantes y lobos marinos, y algunas orcas que empiezan la época de caza.

DSC_0775497173411El 28 de febrero nos despedimos de Flavio, Adri y de los tíos de Tierra del Fuego quienes nos acercaron hasta la frontera y facilitaron la salida. Allí estuvimos esperando un buen rato hasta que nos levantó un camionero, cruzamos el estrecho de Magallanes, y nos dejó a las 3 de la madrugada en Rio Gallegos. Allí nos quedamos en una gasolinera hasta que a las 7 de la mañana literalmente nos echaron. Con sueño, hambre y una mala hostia importante fuimos hasta un cruce donde nos levanto un minibús. El conductor nos dijo que iba hasta Puerto San Julián pero que viajarían con nosotros un grupo de políticos, así que nosotros nos sentamos en el fondo para no molestar. Cuando se paró a recoger a los “políticos” empezaron a subir chicos de 17 y 18 años, oliendo a alcohol y cantando “Peronista y Cristina corazón…lalalalaa….”… No podíamos creer que fuesemos a viajar con un grupo de La Cámpora, chicos de orientación peronista y Kirchnerista a los que la presidenta paga para que la defiendan en actos políticos y hagan ruido. Lo que más me sorprendió es que ninguno de ellos tenía estudios ni supieron explicarnos realmente qué hacían allí.DSC_06281040654443

DSC_0627-1401116963En Puerto San Julián fuimos a un hostel donde conocimos a Alberto y Juan, con quienes paseamos y disfrutamos por el circuito turístico hasta que descubrimos una colonia de lobos marinos que descansaban sobre las rocas debajo unos acantilados. Allí estuvimos hasta contemplar la tardía puesta de sol y volvimos al hostel.

DSC_0655-1449692727DSC_0651-396222879

DSC_0675893290157Al día siguiente nos despedimos de ellos y fuimos hasta la ruta 3 donde conocimos a Gabriel, un camionero con el que viajamos más de 800 km. Con él disfrutamos de interesantes charlas, nos reímos hasta llorar, cantamos y bailamos a ritmo de cumbia, y hasta cenamos juntos en el camión de unos riquísimos espaguetis blancos. Como se nos hizo tarde paramos y montamos la tienda de campaña al lado del camión, y a la mañana siguiente Gabriel nos despertó para tomar mate y seguir el viaje hasta que llegamos a Puerto Madryn.DSC_0684319709981

Puerto Madryn nos enamoró! Nosotros nos esperábamos encontrar un pueblito pequeño, y resultó ser una gran ciudad con cierta animación turística y un concurrido paseo marítimo pegado a la playa. Allí también optamos por estar en un hostel muy lindo, se llamaba El Retorno. Era un hostel muy céntrico, limpio, y estaba a 200 metros del mar. La dueña, Gladis, era un amor y nos trató de maravilla.

DSC_0702-1682705385DSC_07091587459407DSC_0741650804016DSC_0704-10669938El primer día fuimos a visitar la Península de Valdés con un grupo organizado. Pasamos por Puerto Pirámides, un lugar paradisíaco…luego fuimos a ver los pingüinos y los elefantes marinos, y por el camino nos encontramos otros animales típicos de la Patagonia como el zorro y el peludo (armadillo).

DSC_0733-1579183934DSC_07611179989990

Orcas…no vimos, así que nos fuimos un poco decepcionados. Y como a las focas las vimos de lejos, al día siguiente decidimos ir hasta Punta Ninfas para verlas de cerca. Fuimos en jeep con Frank y otra pareja colombiana, bajamos por un empinado acantilado y caminamos por la orilla del azulado océano atlántico hasta los elefantes marinos. Fue una excursión increíble!DSC_08801670158142DSC_0793-667438258DSC_07881292216015

DSC_0872764627797

Para todos aquellos viajeros que quieran realizar
 la misma excursión u otra de esta:
-PENÍNSULA VALDES
-PUNTA NINFAS
-PUNTA TOMBO                
Pónganse en contacto con nosotros en 
  (+0054) 02323 350917 o laureta_88@hotmail.com 
                 Conseguimos conseguimos un buen precio!

DSC_0877-811766712DSC_0882-699176418El 7 de marzo emprendimos el viaje de regreso al punto desde donde empezamos la Patagonia: Bahía Blanca. La entrada a la provincia de Buenos Aires se hizo notar en las caras de la gente y en la inseguridad que transmitían. Ya no tiene nada que ver con el sur. De nuevo, cámara bien escondida, mochilita delante, e incluso a veces navaja en mano.. Suerte que también teníamos família allí y aprovechamos para estar junto a ellos unos días. Comimos mucho, mucho y rebien!DSC_0918116720516DSC_0935-1308747920DSC_094221857225

DSC_10061407102097DSC_1010-81847143Nos dejamos mimar y cebar…, y aprovechamos para ir 4 días a Pehuen Co, balneario turístico, conocido por sus calles de eucaliptus, el despertar de los pájaros, la casa barco y las famosas huellas prehistóricas que se encuentran en la playa del balneario.

DSC_1026679937590Para volver de Bahía Blanca a Luján fue una aventura. Nos cansamos de estar todo un día esperando en la ruta haciendo dedo y al final decidimos ir en tren hasta la capital. Lo mejor de viajar 15 horas en un incomodo y ruidoso tren hecho polvo, fue que justo antes de entrar conocimos a una simpática pareja de mochileros, un argentino y una mallorquina. Los dos residían en Mallorca y también terminaban de viajar por el sur. Qué casualidad, pensamos. Viajar juntos fue la mejor forma de cerrar la primera etapa de nuestro viaje por sudamérica.

Después de 60 días de viaje, volvemos a estar en “casa”, Open Door. Ahora es cuando nos paramos a pensar y nos damos cuenta de la magnitud del viaje que acabamos de realizar.

Próximamente…

Buenas gente!! les escribimos para comunicarles que nos encontramos bieeen, actualmente estamos entre Pehuen Co y Bahía Blanca, aprovechando estos días para estar en familia, comer como animales, recuperar los kilos perdidos, y en fin ..dejarnos mimar un poco.

Tardaremos unos días en actualizar el último post contando nuestra experiencia por toda a costa atlántica, sus vistas y la impresionante fauna que descubrimos.

En breve les contamos 😉  Saludos!!!

Llegamos al fín del mundo!!!!

Durante este viaje nos estamos dando cuenta de que una de las cosas más difíciles es controlar nuestra mente. Viajar por la Patagonia es luchar por estar despierto para salir al alba después de no haber podido pegar ojo en toda la noche a causa del frío; hacer un largo viaje en coche y desesperarse por intentar saber cuál de los pueblos por los que se pasa es el que se quiere visitar; un arduo y largo camino andando hasta la frontera, y hacer autostop bajo la lluvia toda una tarde hasta que el gordo empieza a perder sensibilidad…y efectividad. Mantener los pies siempre en la tierra cuando nos suceden cosas increíbles, conservar la calma cuando la suerte no parece estar de nuestra parte, y todo catapultando nuestra mente de un extremo emocional al otro. Esto si que es, sin duda, el mayor reto de todos.DSC_0431-903287302

Nos dejaron en la frontera argentina donde hicimos los trámites correspondientes para cruzar de nuevo a Chile. Esta vez esperamos tener más suerte en el país. Empezamos esperando unas dos horas a que alguien nos levante, intentamos obviar que los chilenos son mucho más reacios y pasamos a caminar otras dos horas con fuerte viento en contra hasta llegar a Cerro Castillo, primer pueblo chileno que hay junto a la frontera. Allí encontramos el cruce para seguir hasta el Parque Nacional de Torres del Paine, pero ninguno de los dos estábamos muy convencidos de querer visitarlo, así que seguimos nuestra intuición, y como el único coche que pasó se dirigía para Puerto Natales fuimos con él.DSC_0432-774350153DSC_04241325713324DSC_0443-1710347643DSC_0440664147719

Puerto Natales nos pareció un pueblito de pescadores muy distinto al resto, pequeño pero con un encanto muy especial. Sus casitas de madera con tejados de chapa de diferentes colores, su pintoresca costanera, el ambiente de sus calles,…

DSC_04441432351710
Después visitamos Punta Arenas, la última ciudad del sur de la patagonia chilena que visitamos. Era lindo para ser una ciudad, muy parecido a Puerto Natales pero multiplicado por 10.DSC_04551307473595DSC_0453-1702952873

Durante nuestra estancia en Chile y Argentina nos dimos cuenta que, aunque parezca mentira, todavía sigue latente la frustación que tuvo Argentina con Chile porque estos ayudaron a los ingleses en la guerra de las Malvinas. No se pueden ver, sobretodo en el sur, donde argentinos y chilenos comparten la isla de Tierra del Fuego.
DSC_0460-1961763000Nuestra despedida de Punta Arenas fue igual que la primera vez que entramos en Chile, nos llovió todo el día. ¿Será casualidad que en 34 días que llevamos viajando, los únicos dos días que llovió estábamos en Chile? Después de 3 horas bajo la lluvia pasó una furgoneta con matrícula argentina y Abdón fue a preguntar. El chico de la furgo dijo que iba hasta Río Grande!! a 200 y pico de km de Ushuaia!! por ahí nos ahorrábamos dos días de viaje y era lo mejor que nos podía pasar. No lo podíamos creer, subímos al auto y cruzamos con él el estrecho de Magallanes y Tierra de Fuego, llamada así porque cuando los colonizadores llegaron se encontraron con llamaradas de fuego que salían de la tierra . Nosotros, como entrámos de noche, pudimos presenciar la misma escena. Estaba lleno de campos de petróleo y algunos estaban prendidos para quemar el “gas malo”, era increible.

DSC_0598-2125864125Como llegamos a Río Grande a la madrugada, Flavio, el chico que nos acompañó nos ofreció quedarnos en su casa. Seguimos fascinados con la gente que conocemos durante el viaje…es increible la amabilidad y la gentileza de los argentinos. Estuvimos una semana en casa de Flavio, viendo pelis cada noche, cenando junto a su familia, charlando hasta las tantas,…nos trataron súper bien.

Aquí salen, de derecha a izquierda, Flavio, su hermano Adrián, y Abdón.

DSC_06061398672764Aprovechamos también que Abdón tiene família en Río Grande para visitarles y estar con ellos. Aunque Río Grande no es gran cosa, pasamos unos lindos días gracias a la compañía. Río Grande es una de las ciudades de Argentina que más dinero mueve, tiene muchas fábricas, estancias y campos petroleros. Pero es una ciudad que deja mucho que desear, parece un polígono industrial grande.

DSC_0466-1903322804

Desde Río Grande fuimos junto a sus tío Javier y Claudio hasta Ushuaia, primero paramos por Tolhuin. Tolhuin es un pequeño pueblo junto a un lago con agua cristalina, parada obligatoria a todos los que se dirijan a Ushuaia.DSC_04771485818652DSC_05181237633185DSC_0507-393263805

Después pasamos por Lago Escondido, y finalmente llegamos a la ciudad más austral del mundo, Ushuaia.

DSC_0544607627307DSC_0564-1580552414DSC_0558-1202009282DSC_0560420430858

“Ushuaia, fin del mundo, principio de todo”, capital de la provincia de Tierra del Fuego y la Antártida. Situada en el sur del sur de América posee la prisión más austral de el mundo. Bueno, en definitiva, a todo lo que está en Ushuaia le ponen el mismo lema “el tren del fin del mundo”, “el barco más austral del mundo”, “la pizzeria más austral del mundo”, “el faro del fín del mundo”,…todo! y la verdad que no es así, porque el fin del mundo se encuentra en Isla Navarino, una Isla que pertenece a Chile y que se encuentra justo debajo Ushuaia. Nosotros queriamos visitarla pero es carísima… y después descubimos que al sur de esta otra se encuentra otra isla más pequeña que es Cabo de Hornos, el verdadero fin del mundo. Nada que ver, así que lo dejamos pendiente para otra vez.

DSC_05521026628726DSC_05951797508468Haber recorrido mas de 4000 km y llegar hasta Ushuaia es para nosotros toda una satisfacción.   Pasar por lugares unicos y conocer gente maravillosa nos ha hecho sentir privilegiado.

Actualmente estamos subiendo por ruta 3, para el próximo post esperámos haber visto pingüinos, leones marinos, y ya que no llegamos a la temporada de ballenas, nuestra intención es poder contemplar la caza de las orcas, que son en marzo.

Saludos a todos/as!!

Abdón y Laura.