Junín y San Martín de los Andes

DSC_15522114499485Llegamos a Junín de los Andes!! Tardamos 2 días en llegar desde Open Door, siempre viajando a dedo, o como le llaman aquí “con el gordo”. Pasamos por campos repletos de girasoles, maíz, soja, la ruta del queso, la ruta del desierto, y cruzamos la parte sur de la Pampa. Entrando en la Pampa el paisaje era cada vez más árido, con pequeños cerros de fondo típicos de película del lejano oeste. Hicimos unos 500 km en línea recta que parecían eternos hasta que llegamos a Neuquén.DSC_1569859749599

Allí caminamos un buen rato hasta que un hombre nos llevó a un pequeño pueblo llamado Plottier, y allí enfrente del río Limay armamos la tienda de campañaDSC_15861491657246

DSC_1592200116411

DSC_1578152092915Mientras nos acomodábamos conocimos a Miguel, un señor muy simpático que nos ofreció dos sillas, una botella de agua, fruta, pan y dos platos de sopa caliente. Abdón y yo nos mirábamos sorprendidos y casi emocionados, no podíamos creerlo. Cuando le dijimos que veníamos de España él la mencionó como “la madre patria”. Nos hizo gracia que todavía se tenga esa idea de España… Sentímos una mezcla de vergüenza y agradecimiento al ver que nos había acogido como a hijos suyos y que nosotros no teníamos nada para ofrecerle a él. Esa noche dormimos increíblemente bien.

DSC_1644922440123El día siguiente lo empezamos cargados de energía, llegamos hasta Zapala, y de ahí, después de esperar 3 horas bajo los rayos del sol por fín nos levantaron dos chicos que nos acercaron hasta Junín de los Andes. En 3 días recorrimos unos 1639 km! y conocimos muchísima gente con la que compartimos mate, comida, historias, risas,…y de la que sobretodo aprendimos mucho.DSC_16221009177192

DSC_1626-814212955

DSC_16741218985170DSC_1670544519301

DSC_1675-2041404368El pueblo de Junín de los Andes es lindisimo pero no tiene mucho para visitar, está dirigido al turismo religioso y principalmente se le conoce por ser capital de la pesca.

Lo que vale la pena visitar es el Parque Nacional Lanín, donde de encuentran los lagos y el majestuoso volcán Lanín. Nosotros tuvimos la suerte de poder llegar hasta la zona con Mark, un instructor de pesca estadounidense, que nos explicó cómo con un poco de crema desmaquillaje, agua y sol, creaba un líquido para hacer flotar la mosca para pescar más tiempo en el río. Era un tipo realmente curioso.DSC_1748-237732173
DSC_17052048409686DSC_1711156040498Pasamos la noche en Lago Tromen, donde pudimos realizar algunas excursiones por la zona y contemplar el paisaje. DSC_16791795493385DSC_1698-763445834Caminamos por el frondoso bosque de araucarias milenarias, subimos una senda que se encuentra en constante inclinación de 40 grados (con las maletas a cuestas) para llegar al impresionante mirador desde donde se aprecia todo el lago Tromen y el increíble volcán Lanín, y finalmente, teníamos muchas ganas de subir al volcán pero era una expedición de 8 horas y decidimos llegar sólamente hasta la base del mismo.
DSC_1715510273884DSC_1740-890633564DSC_1780-1361781804DSC_1778-558987114DSC_1784-1907309248DSC_183836888765DSC_18171648526407Otros lagos que hemos visitado son el Huechulafquen y el Paimún. Nos costó bastante encontrar un camping más o menos económico en la zona, pero al final acampamos en uno sin baños y conseguimos colocar la carpa enfrente de un arroyito donde nos bañamos, limpiamos la ropa y bebímos agua (no en este orden, obvio!).DSC_1788-1909940670

DSC_1836-562519897DSC_17931941170367DSC_1802-776528941

DSC_17991429385932Como habíamos ahorrado en alojamiento y estábamos en la capital de la pesca, no quisimos irnos sin probar la cocina artesanal mapuche (que son los indígenas de la zona), de manera que nos paramos a comer “trucha con papas al horno”…buenísima!DSC_1794-192095959DSC_1797-1385110877DSC_17951157490979

DSC_1811350722395DSC_1844-1661623267DSC_1803-731458078DSC_18301093008124

DSC_18471887113409Ahora estamos en San Martín de los Andes, otro paraíso de la natureza! Acampamos a tres metros del lago Lolog, sin camping ni permiso. Empieza a hacer un poco de frío a la noche pero seguimos aguantando igual de bien. Yo creo que bañarnos en los lagos, con agua que proviene del deshielo de las montañas, nos hace sin duda más fuertes!DSC_1872202628529DSC_1874-179115188
DSC_18551111983340Ayer fue un día de relax total! A la mañana paramos a rellenar agua en el río cuando conocimos a Mario y Alicia, un matrimonio encantador. Se nos hizo tarde hablando con ellos y acabamos pasando el día juntos. Alli, enfrente del río donde reinaba una paz y una tranquilidad inmensa, nos invitaron a tomar unos mates y después hicimos una picadita juntando todo lo que teníamos. Ya para rematar el día, Mario nos prestó su caña para pescar truchas con mosca!! Yo no podía estar más feliz! No pescamos nada, pero disfrutamos!DSC_1862174924964

DSC_18701829557007DSC_18591153613DSC_1852894714582La verdad que estamos asombrados con lo amable que es la gente de aquí. Todos te saludan con una sonrisa, los camioneros te pitan para saludarte,…es como de cuento! Nosotros nos reímos porque no parece real. Y todos nos hacen las misma preguntas “..de donde son? y viajan siempre a dedo?? y hasta dónde van? no tienen miedo?…” y nos felicitan, nos dan algun consejo, nos recomiendan lugares,…. incluso nos regalan cosas!! Hubo un hombre que nos regaló una calabaza después de pedirle un cuchillo. Ahora andamos con la calabaza en la mano a todos lados hasta que encontremos dónde hacer fuego y comérnosla.

El día de hoy hemos estamos recorriendo el pueblo de San Martín de los Andes, mucho más hermoso que Junín. Se encuentra dentro de un valle en el mismo Parque nacional Lanín, junto al lago Lácar, el cual es el primer lago de la Argentina, de norte a sur, que desagua en el océano Pacífico. El pueblo es mucho más turístico que Junín, y todas sus casitas de troncos hacen que el pueblo tenga un encanto especial.

DSC_18841985312579DSC_1526-1746709734

Nuestro próximo destino es la ruta de los 7 lagos.
Por aquí les seguimos informando, saludos y besos

Día de locos en Open Door

DSC_14331-2050011204A punto de salir para la Patagonia les escribimos el ultimo post desde la localidad de Door, Buenos Aires. Open Door se formó a partir de la construcción del hospital psiquiátrico, que inauguro el doctor Domingo Cabred a principios del siglo XX como “Colonia Nacional Neuropsiquiátrica Domingo Cabred”, que con su sistema terapeutico de Puertas Abiertas le dio nombre a la localidad. La colonia, llamada tambien “clinica del infierno” o El Cabred”, era conocida como el manicomio mas lujoso de Argentina de aquella época. Al ser una de las pocas “atracciones” de la zona, por lo hermosa que nos dijeron que es la colonia, y tras escuchar varias historias contadas por sus vecinos, decidimos que no podiamos irnos sin hacerle una visita.DSC_1466-1985054870DSC_1436-618013548DSC_1473-1950904163

Después de dos intentos sin éxito para entrar al tercer dia logramos una cita con el director del centro. Tras preguntarnos por la naturaleza de nuestra visita y advertirnos de que hay pacientes con graves problemas mentales y que el centro no se hace responsable de ningún tipo de agresión por parte de los pacientes hacia nosotros, conseguimos entrar.

DSC_14981168265037DSC_14581521144888La primera impresión al caminar por la colonia es la de estar en una película de zombies. Los pacientes sedados deambulan por las calles y se te acercan lentamente con curiosidad, alguno te saluda, otro te pregunta a quien vienes a visitar,… Todos los pacientes son varones, y además de enfermos mentales también hay terminales graves y actualmente ingresan muchos drogodependientes y asesinos que deberían estar en la cárcel pero los toman por locos. La colonia es como un pueblo en medio de la naturaleza, tiene un parque de unas 600 hectáreas lleno de enormes árboles que sombrean el paso que cruza entre edificio y edificio, los cuales se dividen en: pavellones, geriatricos, centros de rehabilitación, talleres actualmente fuera de servicio, la dirección de todo el hospital, incluso hay casas y hostales para los médicos que trabajan en el centro.DSC_1510235050264

DSC_1512-153496864DSC_1486-753780501DSC_1481-699255365Estuvimos más de tres horas paseando por el lugar, siempre respetando a los pacientes que nos observaban tras enormes ventanales rotos, rejas oxidadas o fachadas hechas polvo. Los edificios nos fascinaban! Aunque muchos parecían estar en ruinas adentro seguían en funcionamiento. Los mirabamos y no podiamos evitar preguntarnos cuantas historias guardarían esas paredes, cuantos pacientes estan dentro sin que sus familiares lo sepan, cuantos cadáveres estan perdidos entre los arboles de ese gigantesco lugar,…era escalofriante imaginarse pasear por allí de noche. Aun asi nosotros no tuvimos ninguna sorpresa desagradable y encontramos interesante la visita.DSC_1505-1310297244

DSC_1441-1697370633DSC_1485797061138DSC_1452-615346994

Santo Tomé

Cruzando fronteras

Cambio de planes! Volvimos de Puerto Iguazú hará una semana y media, un poco a dedo,un poco en bus.. y a diferencia de la ida,estuvimos un día entero para llegar. Pensábamos pasar la navidad aquí en Santo Tome con el abuelo `el pato` y luego la noche vieja en Open Door, Buenos Aires, con los otros abuelos. Pero el tiempo complicó la salida, ya que estuvo dos días seguidos lloviendo a cántaros, y luego el fin de semana ya no había camiones para viajar. Así que planeamos pasar las fiestas en Corrientes, y después salir para Buenos Aires.
wpid-DSC_1087.JPGA todo esto, el dia de nochebuena nos embarcamos con unos amigos para conocer muy brevemente la ciudad de Sao Borja, Brasil. Cruzamos la frontera sin ningún problema, en 15 minutos ya estábamos en Brasil. Dimos una vuelta por la plaza y descubrimos dos simpáticos monos que brincában por los arboles. El calor era insoportable, estábamos a 40 grados de temperatura. Los comercios abarrotados, las calles más transitadas, y la lengua que se hablaba era lo poco que diferenciaba la frontera.

DSC_1260[1]Volvimos de nuevo a Santo Tomé donde nos esperába un lechón a la parrilla como manjar de nochebuena, y fiesta a ritmo de cumbia al borde del río hasta la salida del sol. Pasada la navidad estuvo lloviendo dos días seguidos y las temperaturas eran notablemente frías. Al ver que ya no llegábamos a Buenos Aires para fin de año decidimos ir hasta Paraguay, ya que después de haber ido hasta Iguazú sin visitar Ciudad del Este se nos trató de `boludos`. Obvio, al saber que era conocida como centro de mercancías de contrabando, lo que le ha granjeado el apodo de supermercado de Sudamerica, nos arrepentimos bastante. DSC_1144[1]DSC_1148[1]Por este motivo decidimos ir hasta Encarnación, Paraguay, a unos 155 Km de Santo Tomé. Encarnación es considerada la ciudad mas atractiva de Paraguay, y retiene un cierto ambiente provinciano. Nada que ver con lo que nosotros vimos… esta claro que nosotros solo paseamos por la ruinosa zona baja, pero la forma de ser de los paraguayos tampoco invitaba a visitar mucho mas. Nos encontramos con personas vulgares e irrespetuosas, que nada mas subir al bus para cruzar la frontera discutieron con el conductor por no querer pagar, diendo un bolsazo en la cabeza de este que hizo que pararan todas las comunicaciones del puente por ambos lados.

DSC_1154[1]

De forma que tuvimos que esperar como dos horas para poder cruzar la frontera. A pesar de eso y de los insoportables vendedores que no dejan de engatusarte con descuentos y ofertas, el resto nos fue bastante bien. Fuimos y volvimos a dedo el mismo dia, e hicimos unas pequeñas compras imprescindibles para poder seguir el viaje.

DSC_1298[1]DSC_1312[1]DSC_1324[1]Después de pasar una noche vieja muy diferente en Santo Tomé, decidimos volver a Buenos Aires, cómo no, a dedo, junto con la hermana de Abdón. Salimos a las 7 de la mañana con 910 Km por delante. DSC_1326[1]Llegamos a ir con 10 autos diferentes, donde conocimos a gente extraordinaria como el camionero Raúl Romero, que nos hizo el viaje mucho más corto con sus historias sacadas de una típica película argentina,…cómo nos reímos!! O el personaje Emanuel, que se juntó con nosotros durante un buen tramo del viaje,.. Sebastián, quien nos levantó con su Dodge Ram, Esteban,..y muchos otros más. Gracias a todos ellos porque hicieron que llegáramos a Open Door en un tiempo récord!

Actualmente estamos instalados en Open Door, donde organizamos bien todo el viaje para el sur.

DSC_1323[1]DSC_1333[1]DSC_1338[1]