Puerto Iguazú y la maravilla de sus Cataratas

arg 391

Llegamos a Puerto Iguazú, Misiones, el martes 18 en coche con Mauri, misionero y amigo de la hermana de Abdón, que por las fechas en que estamos se dirigía a pasar las fiestas en familia y se ofreció llevarnos. A ritmo de rock and roll y 180 km por hora en 4 horas ya estábamos en la ciudad, donde nos hizo una pequeña excursión en coche para situarnos.Hito argentinaarg 413 El siguiente día lo dedicamos a conocer toda la ciudad. Fuimos a visitar el hito Tres Fronteras (Argentina-Brasil-Paraguay), las artesanías de los aborígenes, y nos perdimos por las calles de la ciudad.

arg 396

arg 727arg 728

Puerto Iguazú es hermoso! Situado en el nordeste de Argentina y rodeado de pura selva con una espectacular flora y fauna que nos dejó enamorados de la zona. La gente de aquí es muy amable y hospitalaria, nos dimos cuenta al llegar al hostel en el que estuvimos alojados, el “Residencial Colonial” http://www.colonialiguazu.com

Conocimos a Maxi y Ángel, los recepcionistas del hostel, quienes enseguida nos invitaron a unos mates y tererés, y nos trataron como si nos conociéramos de hace años, casualidad que eran amigos de Mauri. Una tarde Mauri vino y nos invitó a jugar un partido de fútbol con sus amigos, después del partido tomamos unas cervezas, y hablando con los chicos, a la noche siguiente fuimos a un cumpleaños donde tocaban rock en vivo. La verdad que les agradecemos  a todos el trato y la compañía porque nos hicieron sentir como en casa. (En esta foto falta Maxi, que por su turno de noche no pudo salir)

Por último, no podíamos irnos sin visitar la séptima maravilla del mundo, las Cataratas de Iguazú. Empezamos el día un poco desanimados al ver que se veía venir una tormenta, pero no fue motivo para suspender la visita. No íbamos a dejar que nada estropeara ese día!

arg 589

arg 483arg 487

La primera impresión al ver las cataratas fue increíble, no nos podíamos creer lo que estábamos viendo. Ver toda esa inmensidad de agua que no para de caer… es algo que no se puede describir. Solo invitaros a que por lo menos una vez en la vida visitéis y contempléis esta maravilla natural. Podríamos describiros las sensaciones, los momentos, pero no es lo mismo que vivirlo.arg 493

arg 665arg 689arg 506arg 623Además del recorrido por la selva entre miles de especies de aves, mariposas, bichos,… La sensación de pasar por las pasarelas que hay justo debajo de las cascadas y mojarte entero, escuchar la fuerza con que cae el agua, ver los coatíes cómo te persiguen para quitarte la comida, contemplar toda la Isla de San Martín en medio de las inmensas Cataratas,…  Y un sin fín de cosas más. Más adelante pondremos las fotos en la galeria!

Un saludo a todos!!!

arg 628

Santo Tomé

laura 005

Llevamos 9 días en Santo Tomé, Corrientes, frontera con Brasil. El pueblo no es que tenga mucho encanto, pero lo que hace bonito  Santo Tomé son sus habitantes. La humildad y el carisma que tiene la gente de aquí, la tranquilidad que se respira, y toda la naturaleza que rodea el pueblo, es impresionante. El estilo de vida de aquí es muy distinto, y por supuesto la calidad de vida también. No hay estrés! Es imposible que la gente de aquí se estrese porque todo se lo toman con calma y siempre hay tiempo para un buen “mate”.

laura 010     laura 004laura 002laura 020laura 027laura 011Nosotros estamos viviendo en las cabañas del abuelo de Abdón, el señor Ramón Gómez “el pato”. http://www.corrientes.com.ar/cabanasatalaya/ Hospedaje “Atalaya”, a 4 km del pueblo. Esto es un mundo aparte, vivimos en medio del campo, sin televisión, sin móvil, sin internet, sin hora… Tan solo escuchamos “chamamé” en la radio que pone “el pato” durante todo el dia, y un sin fín de pájaros, bichos, chicharras, vacas y gallos que cantan.lk 002

laura 022laura 008laura 016

laura 006migue 014laura 007

El otro día fuimos con la hermana de Abdón, Miguelina, a visitar la estación de tren (que solo se utiliza para trenes de carga). Después fuimos al río Uruguay, desde donde se ve Brasil. La puesta de sol desde allí era preciosa, nunca habíamos visto tantos azules en el cielo.

laura 013laura 012
laura 024laura 009

PD!!!!!: Para terminar os contamos lo que nos pasó ayer. Para mi (Laura) fue uno de los días que más miedo pasé, y para Abdón también aunque se haga el machito…

Como cada tarde, Abdón y yo fuimos a caminar por los caminos que hay detrás de las cabañas. Al llegar a la vía del tren, al final del camino (1km más o menos), vimos que el cielo estaba partido en dos, y como una nube negra se iba acercando. Nos paramos a contemplar el paisaje, y Abdón de broma dijo “Mirá, parece que viene el huracán Sandy”. Los dos nos pusimos a reír  Se empezó a escuchar el rugir de las nubes, todo estaba quieto, no se movía ni una hoja, no volaba ni un pájaro (cosa muy rara) “Nos va a coger la lluvia, vamos rápido!” le dije. Nos giramos y empezamos a correr entre risas, creyéndonos que sólo era lluvia.

Mientras corríamos mirábamos hacia atrás, el rugir cada vez era más fuerte, una nube de polvo gigante nos perseguía, y de repente apareció como de la nada un fuerte viento huracanado que levantó toda la tierra del camino. Ahí se nos acabaron las risas. Las piernas no nos daban para correr. Abdón me tuvo que agarrar la mano porque el viento me llevaba. Delante nuestro empezaron a caer árboles y nosotros estábamos en medio de la nada, no había casas alrededor ni nadie que nos viese. En ese momento nos entró pánico. Nos agarramos a un árbol para no salir volando y Abdón insistía en seguir corriendo hasta las cabañas. La tierra se nos metía en los ojos, orejas, en la boca, apenas teníamos aliento. No veíamos más que cosas volando, una placa de hierro voló cerca nuestro, piñas, ramas, y todo lo que encontraba a su paso.

Al final NO SÉ cómo llegamos hasta las cabañas… donde nos esperaban el abuelo y Miguelina. La luz se fue y estuvimos allí esperando que la tormenta pasara. En media hora pasó todo. A raíz de eso hoy estuvimos casi todo el día sin luz. Pero por suerte estamos todos bien y actualizando el blog para seguir informando del viaje. miguelk 001

Buenos Aires en familia

Bueno, parece que ya nos hemos acomodado! Nos hemos adaptado al cambio horario a base de dormir siestas y también hemos aprovechado los primeros días en la provincia de Buenos Aires para estar con la familia, visitar, y conocer el pueblo de Open Door, alrededores y un poco la capital.

El otro día  fuimos al mercado artesanal situado en la antigua estación de tren Carlos Keen, que se encuentra ya fuera de servicio y se utiliza como mercado donde exhiben y venden manualidades, bisuterias  entre otras cosas. Los precios no son muy caros y el lugar es hermoso.

DSC_0081

Cerca de ahí fuimos a una tienda de muebles y objetos reciclados que eran guapísimos. Será una parada obligatoria antes de regresar a España 😛

DSC_0087DSC_0084
DSC_0082

El jueves cayó un diluvio en toda la provincia de Buenos Aires que afectó la capital considerablemente. Además hubo una nube tóxica producida por el incendio de un contenedor con residuos tóxicos, y toda la ciudad estaba patas arriba. Justo dos días antes estuvimos andando por Puerto Madero, donde se produjo la nube. También visitamos una de las librerías más lindas del mundo “El Ateneo”, el cementerio de la Recoleta que deja mucho que desear, pasamos por la calle más ancha del mundo “la Avenida 9 de Julio”, paseamos por la avenida Florida, vimos la Casa Rosada que es la Sede del poder ejecutivo de la Argentina donde se encuentra el despacho de la actual presidenta Cristina Kirchner, y por último pasamos en coche por los preciosos parques del barrio Palermo.

DSC_0146
DSC_0149Sinceramente no nos gustó mucho la capital, a pesar que tenga bonitos edificios y lindos parques donde pasear, en general es un desastre. Es una ciudad muy sucia y el tráfico es horrible. Nadie respeta nada, se te cruzan los coches como locos, y hay que ir con mucho cuidado al cruzar la calle. Nos quedamos con ganas de visitar el barrio de la Boca pero el día no dió para más y estábamos demasiado cansados.

DSC_0164

A todo esto, el jueves a la noche decidimos ir a la fábrica de harina de Open Door, donde salen camiones con frecuencia para el norte y otros lugares. Allí preguntamos para ir hasta Santo Tomé, Corrientes. Queríamos estar allí para el domingo 9 o el miércoles 12 ya que queríamos asistir a la graduación de la hermana de Abdón, Miguelina. Y así quedarnos a pasar las navidades con ella y el abuelo Ramón. Tuvimos tanta suerte que enseguida encontramos un camionero que a la mañana siguiente salía para Misiones y se ofreció para acercarnos a Santo Tomé.

DSC_0248DSC_0254 DSC_0221Salimos ayer a las 6 de la mañana y cogimos la ruta 14, conocida también como “ruta de la muerte” por la cantidad de accidentes mortales que suceden en esa ruta. Pero nosotros íbamos más que protegidos, el camión estaba repleto de estampitas, rosarios y vírgenes, sin contar con la parada que hizo nuestro camionero Antonio para rezar.

DSC_0228

El trayecto pareció interminable, solamente paramos una vez para ir al baño, y el resto del tiempo intentábamos no beber, más que un poco de mate que compartimos con Antonio. Pasamos por la isla Talavera, cruzando el río Paraná, y las vistas eran preciosas.

Tardamos unas 12 horas en llegar. Y de ahí, fuimos a dedo con una furgoneta que nos acompañó hasta nuestro destino, Santo Tomé, Corrientes.

DSC_0234DSC_0236

 

DSC_0247DSC_0258

Llegamos a Buenos Aires!

aeropuerto jorge newbery

Después de un largo viaje de más de 20 horas, por fin llegamos al aeropuerto Jorge Newbery, Buenos Aires. Nada más llegar cogimos un “remis” (taxi) dirección Luján, y quedamos alucinados al ver cómo conduce la gente aquí! El tráfico es terrible, ya nos habían avisado, pero hasta que no lo vimos no lo creímos. No respetan las señales, se saltan semáforos, van en moto sin casco y se suben todos los que pueden! Es como la ciudad sin ley!!

el rancho

 
Pero la primera impresión ha sido buenísima, los paisajes impresionantes, mirar al horizonte y no ver el final…sin montañas, todo llano, todo verde,.. Contemplarlo da la sensación de libertad total!!

DSC_0029[1]DSC_0020[1]

Tía abuela AmaliaLos primeros días estamos en Open Door, Luján. Y los pasamos visitando familiares y amigos de Abdón que hacía años que no veía.

DSC_0039[1]

DSC_0041DSC_0064[1]Estamos en casa de los abuelos, donde comemos las mejores pizzas de Argentina, hechas por el abuelo Jorge.

Aún nos estamos recuperando del cambio de horario, la verdad que está siendo difícil, andamos medio dormidos todo el día porque cuando aquí son las diez de la noche, en España son las dos de la madrugada.

DSC_0077[1]

DSC_0046[1]

Pero todo lo demás es genial, la gente es muy amable y los paisajes hermosos. Todo es mejor de lo que esperábamos. 🙂